LA IMPORTANCIA DE LA LIMPIEZA DE CANALONES Y BAJANTES

Los sistemas de canalización y bajantes son una de las partes más delicadas de la construcción. Cuando caen las hojas y se acumula la suciedad, estos pueden obstruirse y provocar averías considerables. Por esto mismo, para los canalones y sus bajantes es necesario los trabajos de mantenimiento que incluyen: limpieza de canalones y el análisis del estado en el que se encuentra.

Es importante destacar que cambiar las bajantes cuando se encuentran en mal estado ya que estos elementos pueden acumular agua y terminar creando filtraciones en el interior del inmueble provocando problemas de humedad.

Así mismo, la retención de agua en los tejados puede ocasionar daños importantes en los parámetros horizontales. De este modo puede dar pie a la aparición de goteras ya que el techo ha sido afectado. Si el tiempo que lleva este daño sobre el tejado es mucho, puede que haya aparecido moho en los canalones.

Por tanto, la revisión periódica es de suma importancia para evitar daños mayores en caso de producirse.

En muchos casos se piensa que la limpieza de canalones o el mantenimiento de estos canalones y bajantes es una labor púramente estética, pero no es así, va mucho más allá de mantener una correcta apariencia estética de la fachada o vivienda.

Lo más importante o la finalidad que se busca con este tipo de trabajos es la de mantener la humedad y las aguas lejos de la construcción para evitar la aparición de problemas graves.

El periodo de mantenimiento se recomienda hacerlo al menos dos veces al año, en los cuales se revisan y detectan signos de detterioro para arreglar los problemas que puedan surgir de ellos.

Aunque depende mucho de la zona, se recomienda realizar dichas tareas en primavera y otoño, ya que generalmente suelen ser las épocas del año con más precipitaciones con forma de lluvia.

Eso no quita detectar problemas en otrás estaciones del año, revisar y poner solución cuanto antes.

Se recomienda contratar un servicio de canalones profesional para la realización de este tipo de tareas, ya que se dedican a ello y utilizan herramientas y personal que conoce este tipo de sistemas de retención de aguas a la perfección.

El procedimiento de trabajo es el de ponerse en un punto de inicio y revisar desde ahí todo el sistema de canales y bajantes, de manera ordenada. Cuando se encuentran residuos acumulados en gran cantidad se deben eliminar para evitar que caigan por la bajante y puedan causar atascos mayores.

Finalmente se debe limpiar el sistema con abundante agua para dejarlos en un estado correcto para su uso.

Comments